Miedo – Ansiedad y Hambre Emocional

Cuando vives el miedo, te encuentras en un viaje hacia el futuro por una comparación con una experiencia previa. Y las imágenes aparecen, pero son sensaciones del pasado, que están en nuestro sistema nervioso. Todo aquello que no está cicatrizado en nuestro pasado, lo llevamos encima y es muy fácil proyectar.

Cuando tienes miedo, se siente físicamente, dolor de estómago, el pecho se contrae, y luego viene la parálisis, las imágenes cobran vida, y te las crees, con un sentimiento de impotencia, como si no tuvieras otra opción. Y la mente no sabe distinguir entre el presente y el pasado, eso que viviste en tu infancia que te causó dolor, es real en este momento, está sucediendo aquí y ahora, no sólo en tus recuerdos, en tu memoria celular, y en la intensidad con la cual estás reviviendo ese momento. Si el pasado te condiciona, es porque le das poder creyendo que es real en este momento, porque no lo tienes resuelto, y eso duele.

Y desconfiamos de las personas del presente, porque traemos nuestro pasado, al presente, acumulando imágenes negativas, vivimos alterados, con ansiedad, con desconfianza, estimulamos nuestra mente con un montón de imágenes de situaciones que quizás podrían suceder y que debemos evitar y controlar para no sufrir, pero lo que hacemos es sufrir. Y el sufrimiento viene como consecuencia de rechazar lo que estoy sintiendo, en lugar de gestionarlo.

Cuando comemos compulsivamente, estamos comiendo pensamientos, no es que debemos lidiar con la comida, sino con el pensamiento compulsivo que se presenta, ese pensamiento que debo masticar, tragar, digerir, y el cuerpo sigue a la imagen. Un momento antes de que aparezca la ansiedad sucede una sensación, un recuerdo, una asociación de pensamiento y la reacción física.

Observa cuando comes rápido, lo único que estas comiendo son pensamientos, pensamientos que pasan a gran velocidad y que tratas de alcanzar y controlar o solucionar. O por ejemplo cuando has tenido un mal día, acaso no sientes ganas de llegar a tu casa y ¿comer comida chatarra? Con el pensamiento de que necesito premiarme, y compensar el día intenso, porque me lo merezco. Y ves la cervecita, una hamburguesa, una pizza, helado, chocolates, y no te das cuenta que antes de ir a comprarlo o encargarlo, ya te lo has comido en tu mente, entonces te comes dos helados, el que visualizas y el real, y el cuerpo responde a las imágenes.

No tienes que lidiar con la comida, debes aprender a lidiar con los pensamientos, debes aprender a gestionar tus emociones, aprender a gestionar el ruido mental que te quita la paz, trabajar las heridas profundas, como la búsqueda de aprobación, la necesidad de ser reconocido, la necesidad de ser elegido, etc. Si te relajas, si tus pensamientos se relajan, tu mente se calma y dejas de tener la necesidad de comer por ansiedad


Te propongo algo cada vez que sientas ganas de comer primero pregúntate ¿es hambre o es sed? Porque muchas veces pasa que confundo el hambre con la sed, porque no estoy en estado de presencia.

Segundo pregúntate, para que estoy queriendo comer esto, es que mi cuerpo, siente hambre, le apetece o porque necesito masticar mis pensamientos. Si en verdad no es hambre solo son tus pensamientos, detente a escuchar esos pensamientos, con una actitud amorosa, y gestiona las emociones estancadas que están detrás. La mente se inquieta cuando quedan muchas situaciones, por resolver, cuando hay emociones que no permito que fluyan, que tengo miedo de sentir y por ello las estoy evitando y se van acumulando.

Tercero antes de comer rápido y compulsivamente, haz 10 respiraciones abdominales, inhala concéntrate en el aire que ingresa lentamente a la parte baja de tu abdomen, observa la pausa natural que se genera y luego observa cómo cambia de dirección y se produce de forma natural la exhalación y observa. Luego de estas respiraciones come, en estado de presencia, saboreando cada bocado, sintiendo su textura, sabores, y vitalidad.

Entonces podrás comprender como funcionan tus emociones, tus pensamientos y tu hambre.

Si deseas introducirte en la Inteligencia Emocional para hacer una adecuada detección y gestión de tus emociones, te dejamos este curso en Hotmart:

Introducción a la Inteligencia Emocional. 

Con mucho amor,

Silvia Victoria Ribeiro

Nuestros Cursos

Introducción a la
Inteligencia Emocional

Descubre a dónde se fue el 80% de tu inteligencia. Comienza hoy tu camino al éxito emocional.

Tú útero energético
despierta

¿Ya decidiste empezar a crear la vida de tus sueños? Empieza hoy a dirigirte hacia tu máximo potencial.

Sanando nuestra
orfandad

No son las experiencias traumáticas en sí mismas, las que nos condicionan, sino la forma en que nos relacionamos con ellas.

Inteligencia emocional
en el trabajo

Ahora que descubriste dónde se encuentra el 80% de tu inteligencia… la prueba de fuego… aplicarla en un ámbito laboral!

Habitar tu ser femenino
en confianza

A ti mujer que haz escuchado el llamado, esa voz, ese sentir que por dentro te dice: «Aprende a confiar en ti».

Empoderamiento
y autoestima

En este curso encontrarás las herramientas que has estado buscando, para conectarte con tu poder y desarrollar el amor propio y la autovaloración.

La Ciclicidad 

de la Mujer

Aprenderás a honrar y celebrar tu feminidad, reconociendo y valorando las diferentes fases de tu ciclo menstrual.