Poner límites

Como nos cuesta poner límites y como nos cuesta aceptar que nos pongan límites. La mayoría de las personas buscamos poner límites, estamos a favor de ello, ¿Pero sabemos recibir los límites, que de alguna manera exigimos?

Nos cuesta poner límites porque creemos que le vamos a hacer daño al otro y cuando nos ponen límites sentimos que nos hacen daño. Pasamos de ser una alfombra a la que se puede pisar (esto te hace sentir mucha rabia) a poner límites fuera de lugar, o a tener este dialogo interno ¡tengo que poner límites!, y como no sabemos gestionarlo, lo hacemos de una forma suicida. Porque nos violenta poner límites.

Debo construir un puente entre no poner límites y el momento en el cual debo ponerlo, y no sirve pensar ¡tengo que poner un límite! Porque como esto no está gestionado, me impongo a algo que sigue por dentro operando, por lo cual me empujo a poner límites y de ahí sale un desastre.

Primero debo darme cuenta de que significa para poner límites y debo comenzar haciéndome esta pregunta ¿en qué momentos no puedo poner límites?

Por ejemplo, puedes poner límites cuando alguien te pregunta cosas sobre tu intimidad y tu vida personal, te pones incomod@, pero terminas cediendo y contando… cuando alguien te pide un favor y no tienes ganas de hacerlo, pero temes fallarle a la persona… quiero ir más rápido o más lento en esta relación… Encuentra tu propio ejemplo y colócate un segundo antes de ceder en esa situación y observa ¿Qué estas sintiendo? ¿Qué te estás creyendo? ¿Qué estás evitando? Observa que, si no creyeras en ese pensamiento, habría más opciones.

El punto no es lo que haces sino de dónde lo haces, no importa lo que decidas, sino que la clave es de dónde lo haces. Es muy poderoso creerse o no, un pensamiento, cuando trabajas internamente y dejas de creer en los pensamientos que te limitan, no tienes que poner límites, porque estos suceden. Cuando sientes que tienes que poner un límite es porque ya te has generado pensamientos mágicos de todas las situaciones posibles, con respecto a lo que pueda pasar.

Lo que sucede es que desde la infancia nos enseñan a ser niño/a buena, para no molestar, para pasar desapercibidos, nos han enseñado a decir que si a todo, hemos sido educados por una cultura con dogma en estar atentos al bienestar de los demás en lugar de escuchar nuestras propias necesidades, ¡como si escucharme fuera un acto de egoísmo! Saber escucharme es desarrollar la inteligencia emocional.

Generalmente nos decimos hacia dentro, debería decir no, pero eso me hace sentir incomod@, y por lo tanto prefiero decir que si. Si dices que si todo el tiempo a los demás, te dices que no a ti mism@ y te fallas.
Esta mecánica aprendida por los modelos referentes de nuestra infancia, alimenta esa extraña capacidad que tenemos de tolerar el abuso, nos lleva a ir soportando el mal trato y la humillación.

¿Cómo poner límites?:

    1. Tomar conciencia de mis límites personales.
    2. Ser flexible
    3. Reconocer el estado emocional actual
    4. Elaborar la aceptación
    5. No buscar la aprobación afuera
    6. Generar una comunicación asertiva
    7. Desarrollar la autoestima

Si quieres ampliar en el tema puedes escuchar la charla que brindé en nuestro canal de YouTube y te recomiendo profundizar en el desarrollo de autoestima, en Hotmart tenemos un taller online “Autoestima y empoderamiento” muy poderoso y con ejercicios claros y concretos que realmente construirán en ti una autoestima inquebrantable. Así como si deseas profundizar en Inteligencia emocional.

Con todo mi amor Silvia Victoria Ribeiro

Nuestros Cursos

Introducción a la
Inteligencia Emocional

Descubre a dónde se fue el 80% de tu inteligencia. Comienza hoy tu camino al éxito emocional.

Tú útero energético
despierta

¿Ya decidiste empezar a crear la vida de tus sueños? Empieza hoy a dirigirte hacia tu máximo potencial.

Sanando nuestra
orfandad

No son las experiencias traumáticas en sí mismas, las que nos condicionan, sino la forma en que nos relacionamos con ellas.

Inteligencia emocional
en el trabajo

Ahora que descubriste dónde se encuentra el 80% de tu inteligencia… la prueba de fuego… aplicarla en un ámbito laboral!

Habitar tu ser femenino
en confianza

A ti mujer que haz escuchado el llamado, esa voz, ese sentir que por dentro te dice: «Aprende a confiar en ti».

Empoderamiento
y autoestima

En este curso encontrarás las herramientas que has estado buscando, para conectarte con tu poder y desarrollar el amor propio y la autovaloración.

La Ciclicidad 

de la Mujer

Aprenderás a honrar y celebrar tu feminidad, reconociendo y valorando las diferentes fases de tu ciclo menstrual.